CUANDO UNA CITA A CIEGAS SALE BIEN

Thursday 28 de September del 2017

Autor

Juliana Abaunza

Hace poco conocí a un tipo. Empezamos a hablar (a textear, digo, porque estamos en el siglo XXI) y hubo química instantánea. Después de una semana hable que hable, decidimos tener nuestra primera cita. El problema es que ningún plan sonaba chévere. Los dos éramos conscientes de que las primeras citas siempre son incómodas para las dos partes porque cada persona está intentando mostrarse más linda, interesante, inteligente, encantadora y divertida de lo que realmente es.

Hablamos tanto sobre las primeras citas y de por qué la gente exagera y se va a tomar vino y a comer a un restaurante carísimo para impresionar y luego a un bar donde nadie la pasa realmente bien, que nuestra conversación podría convertirse en una tesis doctoral de sociología del “dating” moderno.

El caso es que los dos concluimos que sería mucho más chévere si en las primeras citas la gente se relajara y se mostrara como es. Yo dije en tono de chiste, pero un poquito en serio: “Sería lo máximo poder decir que uno quiere comerse una Big Mac. Así, si la cita no resulta bien, al menos uno se come algo que ya sabe que le gusta y va a la fija”. Él dijo: “Pues hagamos eso. Vamos a un McDonald’s en nuestra primera cita”.

Eso hicimos. Al acercarnos al mostrador a pedir la comida pensé “¿Me voy a ver linda con salsa de Big Mac chorreando por mi boca?”, seguro él pensó “¿Será que me pongo tímida o pido combo agrandado cómo siempre?” y con seguridad los dos pensamos “¿Será que rematamos con McFlurry?”. Al final, ninguno trató de ser lo que no era. Yo pedí un combo Big Mac, lo que siempre pido; él pidió una Cuarto de libra en combo agrandado. Comimos.

En fin, terminamos hablando muertos de la risa como por cuatro horas. Fue todo un éxito a pesar de que en un momento me di cuenta de que él tenía un pedazo de algo en uno de sus dientes y yo no sabía si decirle o no. Pero como ya estábamos rompiendo varias reglas de primera cita, le dije, se sonrojó un poquito y ya, seguimos.

Quién sabe en qué termine la cosa, pero al menos sé que esta va a quedar en mi Top 3 de mejores primeras citas; nada mejor que no sobre actuarse, conocer a todo el mundo desde el principio como es. También sé que escribir esto me dio ganas de comerme una Big Mac…. <3